Historia y monumentos de Berlanga

Seguimos haciendo un recorrido por las localidades que componen la Campiña Sur, hoy le corresponde el turno a Berlanga.

Historia de Berlanga

La historia de Berlanga comienza en el Neolítico. Esto se sabe gracias a una piedra basáltica que se encontró en Los Carriles y que se data del año 5.000 a. C.

Se conoce que los romanos estuvieron asentados en Berlanga porque de esa época se han encontrado ánforas, lucernas, una piedra sepulcral y cimientos de un puente romano.

Se dice que las minas de plomo de Berlanga ya fueron explotadas por los romanos de las que extraían pequeñas cantidades de plata.

La presencia musulmana en la comarca se extrae como conclusión de algunas monedas que se han encontrado y se cree que hubo un probable asentamiento en la zona durante el periodo árabe.

Tampoco se tiene claro la presencia de Berlanga durante la conquista cristiana. Es posible que durante la época existiera un núcleo poblacional pero no se ha podido demostrar de manera científica. Existe una hipótesis por la que se cree que Berlanga se estableció como nuevo núcleo en el año 1275 y que debido a la Orden de Santiago vinieran a poblar esta zona gente de Berlanga de Duero en Soria.

Según los libros de la Orden de Santiago, se conoce que en el año 1494 Berlanga contaba con 200 vecinos. Entre los años 1493 y 1539 emigraron 26 personas de Berlanga a América.

Durante el reinado de Felipe II, este pide vender “la villa de Berlanga, el lugar de Valverde y un cuarto de legua de Azuaga”. En ese momento se hizo un inventario del pueblo durante los años 1563, 64, 65, 66 y 67.

Estas zonas son compradas por la marquesa de Villanueva del Río en el año 1590, por lo que se incorporaron posteriormente a la Casa de Alba.

El pueblo siguió durante muchos años bajo el Señorío de la Casa de Alba.

Durante años sucesivos la población de Berlanga fue creciendo, incluso había una Real Fábrica de Paños en la que trabajaban maestros oficiales y aprendices y la mayoría de las mujeres del pueblo.

En el año 1727, el doctor Cristóbal Díez Vizuete, a su fallecimiento lega en su testamento la creación de una fundación de un hospital de la caridad para enfermos pobres, que recibió el nombre de Espíritu Santo y que funcionaba gracias a las donaciones de los vecinos.

Durante la Guerra de la Independencia, en el siglo XIX, el alcalde afrancesado que había en Berlanga, fue expulsado y sus propiedades destruidas. Tras este hecho, un destacamento francés se presentó en el pueblo para dar un escarmiento a la población por lo que hubo una pequeña batalla en las zonas de “el Cerro Pelao” y “la Albuera” entre franceses y españoles e ingleses.Los últimos al ser menor cantidad perdieron, pero intervino don José Sánchez Barragán y Vera, salvando al pueblo.

A finales del siglo XIX, el pueblo de Berlanga pasa épocas de hambruna, por lo que se volvieron a explotar las minas de esta población. Algunas estuvieron funcionando hasta fines de los años cuarenta. Los nombres de estas minas eran:

  • El Corral
  • El Zapo
  • El Calvo
  • La Dehesa
  • Reznique
  • Los Gemelos
  • El Chaparral
  • Arroyo Conejo
  • San Miguel
  • Pozo la Milla

Durante esa época la explotación de las minas estaba en manos de los franceses, por lo que hubo muchas revueltas en la República por parte de los mineros.

Durante la Segunda República se intentó mejorar, pero la Guerra Civil dio al traste con todo.

Durante los años 60 y 70, época de la emigración extremeña a otros países, la población de Berlanga se redujo a casi la mitad.

A la llegada de la democracia, en Berlanga se vive una época ce muchos cambios, hasta llegar a la época actual.

Monumentos de Berlanga

  • Iglesia parroquial de Nuestra Señora de Gracia – De estilo barroco muy similar en su estilo con las de Llerena, Azuaga y Granja de Torrehermosa.
  • Ermita de Santo Domingo – del siglo XV.
  • Antigua Casa de la Encomienda de la Orden de Santiago.
  • Puente romano – Remodelado durante la época medieval.

Para poder contemplar la hermosura de esta población os dejamos con un vídeo del Ayuntamiento de Berlanga:

No podemos olvidar el hermoso Parque Natural de Berlanga, llamado “Las Quinientas” porque son precisamente las hectáreas que ocupa. Cuenta con un lago artificial y muestras de diferentes especies animales. La reserva está dividida en dos partes, una salvaje para animales en semi libertad y donde se pueden encontrar ciervos, jabalíes, carneros del Camerún, etc., y otra, de recreo, destinada a los monos, pavos reales, palomas, gallinas americanas, etc. El lago artificial cuenta también con diferentes especies acuáticas que conviven con patos, gansos, ocas y cisnes.

Os dejamos un vídeo realizado por Jose99213 que muestra este Parque Natural de la campiña Sur:

Imagen portada: Wikipedia

Noticias relacionadas:

Descubramos Azuaga

Una ruta por Puebla del Maestre

Ahillones, historia y monumentos

Historia y monumentos de Fuente del Arco

Un paseo por la Historia de Llerena