La DGT se plantea implantar la tasa cero para alcohol en conductores jóvenes y profesionales

Gregorio Serrano, director general de la DGT, en una entrevista en la COPE, ha explicado que se está barajando la posibilidad de cambiar a la baja la tasa de alcoholemia. Desde la Dirección General de Tráfico se está pensando en implantar la tasa cero, por lo menos, a conductores jóvenes y a profesionales.

Gregorio Serrano ha explicado que en muchos países la tasa de alcohol es de cero cero. Es decir que no se puede beber nada de alcohol. De esta manera no solo se reducen los accidentes sino que los conductores no tienen dudas de si se han pasado con una cerveza y dan positivo o si no lo dan…

En la actualidad, la tasa de alcohol para conductores noveles y profesionales es de 0,15 mg/litro en aire espirado y 0,25 mg/litro para el resto de conductores.

Gregorio Serrano ha explicado que las medidas urgentes que se anunciaron hace unos días desde el Ministerio del Interior, después de los últimos atropellos a ciclistas por parte de dos conductoras que circulaban tanto bajo los efectos del alcohol como de las drogas se han propuesto por parte de don Juan Ignacio Zoido. Estas son:

Respecto a estas modificaciones legislativas, Gregorio Serrano, ha explicado que hay una necesidad de realizar una gran reforma de la Ley de Seguridad Vial. “Dicha reforma debe ser el marco normativo de la movilidad del siglo XXI y para ello, tenemos que prestar especial atención a las medidas de mejora de la seguridad vial, en especial de los colectivos vulnerables y a medidas de movilidad urbana”.

En cuanto a estas modificaciones, Serrano ha explicado que los conductores reincidentes que dan positivo tanto en alcohol, en drogas o ambos, “no tienen un problema de no conocer el código de circulación sino de que están alcoholizados o son drogadictos y por tanto no se les puede tratar como a una persona que no lleva el cinturón de seguridad o excede la velocidad“. A lo que ha querido dejar claro que si desde la Jefatura de Tráfico se sospecha que alguien puede haber perdido sus aptitudes psicofícas se le retirará el permiso de conducir hasta que haya sido evaluado por el servicio sanitario. Si se confirma la sospecha, la persona no volverá a conducir hasta que no supere dicho problema.