Un virus letal está matando a los anfibios, peces y reptiles

Muy cerquita de Extremadura, en Portugal, ha aparecido un  virus que está matando a la población de anfibios. Aunque esta no es la primera vez que sucede, este hecho está causando un gran grado de preocupación en el país vecino.

Ya en el año 2009 aparecieron cientos de sapos parteros muertos en el Parque Natural de la Serra da Estrela.

Lo malo es que este tipo de virus también se ha detectado ya en España. Según la revista Scientific Reports Los ranavirus se conocen desde hace tiempo, aunque en los últimos años la globalización está disparando las mortalidades masivas en todo el mundo y, además, nuevas cepas siguen llegando, probablemente, desde Asia”.

Y es que el problema no es solo que afecte a los anfibios sino que también afecta a peces y reptiles.

Este virus se dispersa con mucha facilidad y permanece durante mucho tiempo en el ambiente, incluso sobrevive después de que los anfibios mueren.

Se conoce que este tipo de virus ha infectado poblaciones de anfibios en España desde hace unos 20 años. Ya que el primer caso se descubrió en el año 1992, aunque todavía se desconocía qué organismo era el causante de este grave problema.

En el año 2011 una nueva sacudida de muertes se sucedió en la Serra da Estrela de Portugal, afectando no solo a los sapos parteros, sino que mató a diferentes especies de anfibios. Cuando se realizaron pruebas para ver de qué organismo se trataba, se confirmó que era una infección por hongos quítridios y se pudo detectar que había una nueva cepa de ranavirus.

Según explica Gonçalo M. Rosa, del centro de ecología, Evolución y Cambios Ambientales portugués (CE3C): “Este tipo de virus se encuentra en todo el mundo y puede llegar a infectar diferentes grupos de animales. Pero lo malo es que diferentes cepas tienen distintos grados de virulencia y la que se encuentra en la Serra da Estrela pertenece a un grupo hipervirulento denominado CMTV-Ranavirus“.

Esta nueva cepa ha causado la muerte masiva de diferentes especies de anfibios al año. Este virus es muy infeccioso en varias especies y puede llegar a alcanzar diferentes altitudes.  “Esta cepa tiene el potencial de afectar prácticamente a todas las especies en los sistemas en los que lo detectamos”, ha explicado M. Rosa.

El ranavirus ha llegado en España al Parque nacional de los Picos de Europa en el que los científicos llevan investigando para poder eliminar este organismo desde el año 2005.“Varias poblaciones de anfibios del parque prácticamente se han extinguido, y aún no hemos sido capaces de encontrar un método de remitirlos efectos de la enfermedad”, cuenta M. Rosa.

También hay otro caso en Pontevedra, lugar en el que desde hace unos años ya ha habido tres episodios de muerte masiva que están relacionadas con este virus en otras partes de España pero que aún no se han publicado.

Ahora mismo, para luchar contra el ranavirus lo único que cabe hacer es evitar que se disperse, porque el tratamiento de los animales no es efectivo y tampoco eliminarlo del medio ambiente. Se podría realizar un control severo en las fronteras para evitar que entren nuevas cepas a través de la venta de mascotas exóticas, controlar las especies que ya se han introducido (sobretodo peces).

Solo cabe cruzar los dedos para que este grave problema no afecte a nuestra tierra, porque lo tenemos muy cerca…

Fuente e imagen: Naturaleza